Naked Cake

Posteado por el jueves 23 Jul, 2015 en Horno, Tartas | 0 comentarios

Naked cake

 

¿Quién no tiene una boda en verano? El buen tiempo anima a los amantes a darse el sí quiero y hasta las tartas deciden quitar un poco de ropa a su traje. Es por esto que ahora se llevan mucho las llamadas Naked Cakes o tartas desnudas. Aligeran su cobertura y le dan un toque romántico a cualquier celebración que se precie. Viendo mi nueva tarta, no es que yo haya decidido dar el gran paso, que ya lo hice, sino que dado que no tuve tarta de bodas, algún día os explicaré por qué, me he decidido a salir del capricho y hacer mi propia naked cake… y si hace falta, me pongo el traje de novia.

En casa todos me miraban como si estuviera un poco loca:

—Mamá, ¿quién se casa?

—Yo —mi marido me miraba ojiplático, pero él ya está acostumbrado a mis pequeñas locuras.

—Pero sí tú ya estás casada, ¿verdad?

—Sí, con tu padre.

—Y entonces, ¿para qué esa tarta? —y entonces se me ocurrió la explicación que no encontraba.

—Para que puedas disfrutar del banquete de bodas al que no pudiste venir —Menuda cara de felicidad que puso.
 
Naked cake

 

Preparé una preciosa mesa en nuestra terraza y saqué las servilletas de hilo, los cubiertos vintage que uso como atrezo para mis fotos e incluso el traje de novia de mi hermana que tenía guardado en el armario. ¿Que por qué tengo el traje de novia de mi hermana? Esa es otra historia que también os contaré algún día. Así todo estaba preparado y listo para una sesión de fotos que disfrute mucho.

La receta es sencilla y al alcance de cualquiera; sólo un par de bizcochos victoria y una buttercream de coco con mascarpone que estaba para chuparse los dedos.

 

NAKED CAKE
Naked cake
 
Ingredientes:
 
Bizcocho
6 huevos
Mantequilla (peso igual que los huevos)
Harina tamizada (peso igual que los huevos)
Azúcar (peso igual que los huevos)
1/2cucharadita de sal
 
Buttercream de coco con mascarpone:
250 g de Mantequilla a temperatura ambiente
470 g de azúcar glas
300 g de queso mascarpone
200 g de coco en polvo
 
Unas rosas blancas para decorar
 
Preparación:
 
Bizcocho
· Lo más importante es pesar los huevos para a continuación preparar el mismo peso de harina tamizada y azúcar.
· Precalentar el horno a 170º y engrasar dos moldes de tamaños diferentes para que puedas hacer un pastel de dos pisos. Si te atreves con más, sólo adapta las cantidades. Yo utilicé un molde de 15cm y otro de 22cm. Colocar papel de horno en el fondo para que sea más fácil desmoldar tus bizcochos.
· Batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y esponjosa. Añadir los huevos uno a uno.
· Incorpora  la harina y mezcla con una cuchara de metal. No trabajar demasiado para evitar que el bizcocho se endurezca durante el horneado.
· Reparte la masa entre los dos moldes y hornea durante 35-40 minutos o hasta que al introducir una aguja en el centro salga limpia.
· Deja reposar 10 minutos y a desmoldar.  Enfríalos sobre una rejilla hasta que estén totalmente fríos.
· Con una lira o un cuchillo lo igualamos para eliminar las imperfecciones.  Ahora toca cortar cada bizcocho en tres capas, de igual grosor, que rellenaremos con nuestra buttercream. 
 
Buttercream con mascarpone y coco
· Bate el azúcar glas tamizado y la mantequilla hasta que haya doblado su volumen.
· Añadir la crema de queso y batir durante al menos 5 minutos y esté totalmente integrado. 
· Incorporar el coco en polvo con una cuchara hasta que quede repartido por toda la crema.
· Introducir la crema en la nevera, no más de 10 minutos, sólo para darle un poco de cuerpo.
 
Montaje
. En la base, pon un poco de crema para que la primera capa de bizcocho no resbale.
· Unta cada una de las capas de bizcocho con la buttercream y alisa con una espátula para que quede uniforme. No debe quedar una capa demasiado gruesa.
· Cuando acabes con el bizcocho más grande, haz lo mismo con el pequeño y para terminarla cubre con una capa fina de buttercream. 
· Parte del relleno habrá rebosado por los bordes, alisa con una espátula pero sin cubrir mucho los laterales, así es como debe quedar un naked cake; desnudito.
· Ahora es el momento de decorar la tarta. Para una boda, unas rosas blancas pueden quedar perfectas. Dale tu propio estilo y disfruta de tu pequeña obra de arte antes de que se lancen a cortarla. 

 

 

IMG_8340 copia

IMG_8236 copia

 

Como te prometí, es sencilla y a tu alcance. Sólo necesitas una tarde de inspiración y ganas de hornear un par de bizcochos. No hay técnicas complicadas que aplicar, sólo ganas de pasarlo bien.

Dale un beso a tu pareja y recuerda ese bonito día. Pero si, como yo, no tuviste pastel de bodas… Puedes ponerle remedio.

Un beso delicioso

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+share on TumblrShare on LinkedInEmail to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *