Helado de galletas Oreo

Posteado por el jueves 11 Jun, 2015 en Helados | 2 comentarios

Ice Cream

 

Me merezco un premio y es que, a veces, no me queda otra opción que proporcionarme un momento de placer aunque sea efímero. Entre las carreras en el trabajo para sacar los encargos a tiempo, las idas y venidas a buscar a los niños al colegio, las compras de última hora en el supermercado y así hasta el infinito, no tengo tiempo más que para pensar en las vacaciones en cada mini pausa. Así que decidí que este fin de semana me merecía un premio: helado casero.
 
Era el momento de poner la heladera a trabajar. Si tienes ocasión de hacerte con uno de esos “cacharros” ni lo dudes; helado va y helado viene, la amortizarás antes de que acabe el verano. Seguro que piensas que hacer helado da mucho trabajo pero nada más lejos de la realidad. Para este helado básicamente se trata de hacer una crema de vainilla, parecida a las natillas, y añadir el complemento que más te apetezca.

En casa siempre tengo galletas de chocolate con nata, las conocidas Oreo, que deberían plantearse patrocinar mi blog; siempre acabo con las existencias de mi súper. A mis hijos les encantan y para la merienda son fantásticas. No tenía nada más que pensar, hoy mi premio iba a ser un dulce helado de Oreo. Pero debí haberlo pensado antes… Luego te cuento más y sabrás por qué. Soy una inconsciente.

 

 
HELADO DE GALLETAS OREO
 
Ice Cream
 
Ingredientes:
425 ml de nata para montar al 35%
4 yemas L
150 g de azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla o las semillas de una vaina de vainilla
1/4 cucharadita de sal
350 ml de leche entera
1 paquete de galletas Oreo trituradas
 
Preparación:
· Prepara la crema de vainilla. Mezcla en un cazo las yemas, la leche, el azúcar, la sal y la vainilla con un batidor de varillas. Si usas la vaina, saca las semillas partiendo la vaina por la mitad y raspando el interior con la parte roma del cuchillo. Añade las semillas a la mezcla  pero no tires la vaina y déjala en la mezcla para que infusione. Calienta al baño maría sin dejar de remover. Es importante que no hierva porque se podría cortar.
· Retira del fuego cuando haya espesado y añade la nata fría. Ahora toca homogeneizar la mezcla y dejarla enfriar totalmente. No olvides sacar la vaina de vainilla.
· Cubre con papel film colocándolo directamente sobre la superficie de la crema con delicadeza, esto es para evitar que se forme costra en la superficie, y enfría en la nevera durante, al menos, 5 horas. Si la dejas 24 horas los sabores se intensificarán.
· Pasado este tiempo procesa en la heladera tal y como se indica en sus instrucciones. (Aproximadamente 25 minutos)
· Mientras el helado se va mantecando, mete las galletas en una bolsa de las de conservar alimentos. Ciérrala bien y tritúralas con un rodilllo hasta hacerlas migas.
· Dos minutos antes de terminar el proceso añade las galletas picadas. Ya se podría consumir, pero a mí me gusta mucho más denso, así que al congelador y a esperar unas 5 horas de nuevo.
· Saca del congelador 10 minutos antes de servir.
 

 

Ice Cream
 

Por fin había llegado el momento de regalarme un helado sólo para mí. Suena el timbre de la puerta de casa y entran como un huracán los dos más pequeños.

—Mamá, ¿te estás comiendo el helado?

—Todavía no.

—Yo quiero.

—Y yo.

—Y yo.

—Pero ¿cuánta gente ha llegado?…

Creo que no tengo que contar nada más. Sólo me faltó llorar. Pude chupetear la cuchara con la que serví a mi tropa y a sus invitados unos deliciosos cucuruchos de helado. Es lo que tiene ser madre pero, la próxima vez, me aseguraré de hacer suficiente como para no quedarme con las ganas.

En fila, uno detrás de otro, barquillo en mano y con los churretes propios de quien viene del parque. La verdad es que se me cae la baba.
 

Paso 1: En espera.
 

Ice Cream
 

Paso 2: Mami, rapidito que se derrite.
 

Ice Cream
 
Buscando envases para conservar el helado, descubrí a través de la newsletter de María Lunarillos unos botes que, además de bonitos, me han resultado muy prácticos. Ha sido una buena compra que, con el primer helado, ha quedado amortizada. Échale un ojo a su tienda que seguro encuentras uno a tu gusto.
 
María Lunarillos

María Lunarillos

Aquí me quedo haciendo helado de nuevo, que el verano está a la vuelta de la esquina y empiezan a apetecerme las tardes ociosas junto a un buen cucurucho.

Un beso delicioso.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+share on TumblrShare on LinkedInEmail to someone

2 Comentarios

  1. Creo que el nivel de tus fotografías es muy alto. Te felicito por dedicarle el tiempo que se merece la fotografía. Ya tienes un follower más.
    Un saludo

    • Muchas gracias, Edu. Viniendo de un profesional como tú, es un gran halago. Me anima a seguir enamorándome de la fotografía. Te sigo de cerca.
      Un saludo

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *