Focaccia Capresse

Posteado por el lunes 17 Feb, 2014 en Sabores del mundo | 0 comentarios

Focaccia

 

Menudo fin de semana después de tanto dulce. Me apetecía algo casero pero informal y sobre todo fácil y rápido. Lo mejor es echar mano del folleto de cualquier restaurante que prepare comida para llevar, pero en un alarde de energía decidí hacer pizzas y focaccias caseras. No lleva mucho tiempo y como puedes hacerla al gusto de cada uno nunca supone un conflicto.

Lo mejor para esos fines de semana aburridos en los que tienes que quedarte en casa es preparar comida en familia. Los niños decidieron ayudar y la verdad es que verles estirar la masa entre nubes de harina siempre es muy divertido. Cada uno estira la suya, con un poco de ayuda claro está y, el trabajo siempre tiene una recompensa, el que ayuda puede elegir los ingredientes de la que se va a comer. Os dejo la receta de la masa, para mí es la mejor, tiene un pequeño truco: Sustituir parte de la harina por sémola de trigo que hace que una vez horneada quede crujiente por fuera y esponjosa por dentro. Cuando la probéis no volveréis a pedirla para llevar.


 

FOCACCIA CAPRESSE
 
Focaccia Capresse
 
Ingredientes:(4 focaccias de 30 cm aprox)
 
Para la masa:
750 gr de Harina de Fuerza
250 gr de Sémola de Trigo
2 Cucharadas de Levadura Seca de Panadero
330-350 gr de Agua (Dependerá de la humedad de la harina)
1 Cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra
1 Cucharadita de sal
 
Sobre la focaccia:
Mozzarella Fresca de Buffala o de vaca
4 Tomates 
1 Manojo de Albahaca fresca
1 Cucharada de aceite de Oliva Virgen extra
Sal  y Pimienta al gusto
 
Preparación:
1. Disolver la levadura en un poco de agua tibia y reservar.
2. Mezclar la Harina y la semola de trigo. Formar una montaña con la mezcla y hacer un hueco en el centro para ir añadiendo la sal, el aceite y la levadura disuelta en el agua. 
3. Ir añadiendo el resto del agua a la harina y amasar con las manos durante unos 10 o 15 minutos hasta obtener una masa elástica. Cuando se despegue de la mesa de trabajo la tendremos lista. Formar un bola y colocar en un recipiente cubierto con papel film durante una hora o hasta que doble su tamaño.
4. Desinflar la masa y enharinar la superficie de trabajo. Dividir la masa en cuatro trozos iguales. Ahora es el momento de estirar la masa hasta que alcance el tamaño deseado para cubrir nuestra bandeja. Después de probar varias placas para pizzas las que más me gustan son las que está agujereadas y que al colocar sobre la rejilla del horno hace que la base de nuestra pizza o focaccia quede crujiente, tienen 30 cm de diámetro.
5. Precalentar el horno a 250ºC. Colocar las bases en la rejilla a media altura y hornear durante 10-12 minutos. 
6. La diferencia entre pizza y focaccia es muy sencilla. La primera se introduce en el horno con todos sus ingredientes y se hornean al mismo tiempo que la masa mientras que para la focaccia, sólo se hornea la masa y los ingredientes se colocan fueran del horno. A mí me gustan mucho más pero podéis elegir.
7. Preparad la mesa porque en cuanto salga del horno os la quitarán de las manos. 
8. Se coloca la focaccia sobre el plato en el que vayamos a servirla y colocamos los ingredientes que más nos gusten, en mi caso…
9. Empezamos con un chorro de aceite de oliva sobre la base y colocamos tomate cortado en rodajas finas. A continuación la mozzarella troceada, directamente con las manos queda mucho mejor, las hojas de albahaca y salpimentamos.
10. Volvemos a echar un poco de aceite de oliva y… ¡a comer!

 

Focaccia capresse

Hay que comerla mientras esté caliente la base, así sabe mucho mejor. Y para beber siempre hay opiniones: un buen vino italiano, una cerveza fresquita, un refresco con hielo y limón… Ha sido un fin de semana estupendo. Ahora a comenzar el lunes con energía.

Un beso delicioso

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+share on TumblrShare on LinkedInEmail to someone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *