Ensalada de remolacha roja, rábanos y chips de papas

Posteado por el jueves 25 Sep, 2014 en Sabores del mundo | 1 comentario

Chips, Beetroot & Radish salad

Toc, toc… ¿Hay alguien en casa?

Han sido varios meses sin pasar por aquí pero compromisos laborales y algún que otro viaje no me han dado un respiro. De nuevo a la carga, o al menos eso voy a intentar. Han sido unos meses de refrescar la mente y coger fuerzas para empezar con energías renovadas. Nuevas recetas y sabores que han ido apareciendo como por arte de magia para que, poco a poco, os las vaya enseñando. Así que si os animáis, por aquí estoy de nuevo. Para empezar que tal si nos refrescamos con una ensalada, distinta pero deliciosa. No podía ser de otra forma.

Creo que las papas fritas nos gustan a todos. Me vienen recuerdos de las ferias de verano donde, en la churrería, las servían en cucuruchos de papel con un toque de sal. Risas, bromas y días de verano que poco a poco han ido quedando atrás, en el recuerdo. Echando un ojo a una de mis revistas favoritas encontré esta receta que  me trasladó en el tiempo a primer golpe de vista.

Ensalada y chips de papas… ¡Allá voy! Ni que decir tiene que es tan resultona que pareces una auténtica chef (echad un vistazo a la foto) y con unos sabores tan especiales pero tan sencillos, que en un abrir y cerrar de ojos la tienes hecha. Saca tus mejor vajilla y prepara una buena copa de vino blanco para que todo quede perfecto.

 

ENSALADA CHIPS DE PAPAS, REMOLACHA Y RÁBANOS
 
Ensalada de Chips y remolacha
 
Ingredientes: (4 personas)
2 papas 
2 remolachas rojas medianas
6 rabanitos
1 manojo de rúcula
Aceite de oliva virgen para freír las papas
Sal 
Aderezo:
1 bote de salsa caesar de buena calidad (me encanta Calvé y Salsa Caesar Steakhouse de Ken´s)
 
Preparación:
1. Calentar aceite en una sartén.
2. Cortar las papas con la mandolina o con un cuchillo en rodajas muy finitas. Escurrir en papel de cocina el exceso de agua.
3. Freír las papas hasta que estén doraditas y crujientes. Escurrir el exceso de aceite sobre papel absorbente, salpimentar al gusto y reservar.
4. Enjuagar y cortar con la mandolina los rabanitos y la remolacha. Reservar. Hacedlo en este orden para que los jugos de la remolacha no tiñan el blanco del rábano.
5. Para montar el plato, nada más fácil que ser un poco habilidoso e ir haciendo una pequeña montaña con los ingredientes. Yo preparo cada plato por separado para servirlo directamente.
6. Primero una cama de rúcula, cuanto más fresquita mejor. Sobre ésta, ir alterando los chips de papas, las rodajas de remolacha y las de rabanitos. Sed delicados para que os quede bonito y apetitoso. Podéis acabar con alguna hoja de rúcula pequeñita.
7. Como tenemos el aliño comprado, preparado y absolutamente delicioso, se podría decir que casi estamos listos. Yo suelo verter una parte en un pequeño cuenco y lo deslío con el tenedor a fin de aligerarlo un poco, cuando lo sacas de la nevera suele estar un poco denso, pero eso es decisión de cada uno.
8. Salseamos ligeramente nuestra obra maestra y a la mesa.
 
 
Chips, Beetroot & Radish salad
 

Creo que ha sido una buena manera de reencontranos después de este verano. Espero que os guste.

Un beso delicioso

 
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+share on TumblrShare on LinkedInEmail to someone

Un comentario

  1. Que buena pinta.
    Voy a intentarlo esta noche. Espero tener habilidad para presentarlo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *